viernes, 24 de agosto de 2012

La bici sale a tomar el Sol.

A falta de escribir la entrada referente al montaje de los cambios, sillín y algún detalle más, la bicicleta ya está prácticamente terminada y no he podido esperar a poner una foto.

Bicicleta Otero restaurada
La bicicleta casi finalizada.

Aprovecho para dedicar la bici a Javier, que le han operado hoy del brazo después de caerse con la bici. Para que se recupere pronto y vuelva a dar guerra con la bicicleta por las carreteras. Y, claro, a Ludi que aguanta todas mis tonterías y caprichos.

3 comentarios:

  1. Increible, en serio. Ha quedado fantática. En serio, el grip blanco , muy buena elección !
    A ver si hablamos!

    Por cierto, me he acordado mucho de ti estos días, hay que irnos a Segovia-Aguilafuente a montar por allí. Hemos hecho muuuchos km y ya he dejado una bici por alli que le di en su dia a mi suegro y ahora no la necesitaba, asi que ya hay otra alli ;)
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Sí, ha quedado muy bonita.

    Hoy he salido a probarla y se ha portado bastante bien en general, mejor de lo que yo esperaba aunque, como siempre, menos de lo que yo querría :-)

    Lo de las bicis en Segovia habrá que buscar hueco, que pinta bien el plan.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por la dedicatoria. A ver si en breve tengo ocasión de conocerla en persona.

    ResponderEliminar